Secadoras con bomba de calor, ahorro energético y ventajas

Secadoras con bomba de calor, ahorro energético y ventajas
4 (80%) 2 votos

Hoy no vamos a hablar de ningún producto en concreto si no de una gama de productos. Estamos hablando de las secadoras de bomba de calor. Un nuevo avance en tecnología doméstica que nos va a facilitar la vida de muchas maneras: mediante el ahorro de energía y, por tanto, también de dinero, con los problemas de espacio para secar la ropa,… En fin, si consideras que tu hogar es un hogar moderno, no puedes dejar de saber en qué consiste este nuevo avance tecnológico.

Las secadoras son electrodomésticos que han adquirido una gran importancia en los últimos años. Para gente que vive en zonas húmedas donde el clima no ofrece demasiados días de sol al año o pisos Secadoras bomba de calorpequeños en los que entramos y tienen los radiadores llenos de ropa tendida, este electrodoméstico es una solución perfecta.

¿Sabías que hasta hace bien poco las secadoras eran el electrodoméstico que más consumía por ciclo de todos? El funcionamiento antiguo de ellas consistía en una resistencia eléctrica que calentaba unos chorros de aire que incidían sobre la ropa mojada. De esta manera se secaba la ropa. Con la inserción de una bomba de calor, la secadora recoge el calor del ambiente, en este caso de la habitación en la que la hayamos colocado, y lo introduce en el tambor, eliminando de esta manera la humedad de la ropa. Éstas reciben una calificación energética de A+++ que ya sabemos es la máxima del mercado mientras que las antiguas tienen la calificación de B, C e incluso D.

El gasto eléctricosecadora con bomba de calor ahorro

Una secadora tradicional necesita una energía de 2800 W para funcionar mientras que las nuevas de bomba de calor, requieren tan solo 1000 W. Las primeras tienen un consumo eléctrico de entre 3,5 y 4,7 Kilowatios por horas mientras que las de bomba de calor consumen por ciclo 1,07 Kilowatios por hora. Esto quiere decir que por cada ciclo de secado estamos ahorrando unos 3 Kilowatios.

Si lo traducimos a términos económicos, teniendo en cuenta que el Kw cuesta aproximadamente 0,20€ , ahorramos 60 céntimos de euro en cada lavado. Suponiendo que al año lo usamos unas 160 veces, estamos dejando de pagar en nuestra factura de la luz unos 96€ que, si tenemos en cuenta que estos aparatos tienen una vida media de 10 años, ahorramos 960€ respecto a una secadora antigua.

Ahora bien, el ahorro real sería la diferencia de restar este importe menos la diferencia resultante entre los precios de una y otra. Las mejores secadoras de bomba de calor podemos aproximar su precio a unos 500€ mientras que las antiguas rondan los 200€. Es decir, hay una diferencia de 300€ entre ambas que restamos al ahorro de luz y nos queda un ahorro total para nuestras casas de 660€.

Y los precios de estas secadoras con bomba de calor tienden a bajar, ya que son el futuro, actualmente puedes encontrarlas en distintas eficiencias y marcas, desde A+ hasta A+++,y existen en los principales fabricantes como Bosch, Balay, Siemens, AEG, Electrolux, LG o Siemens, y algunos modelos más económicos en Zanussi, Hotpoint y Beko. En cuanto a la capacidad casi todas están en los 7 y 8 kg.

Más ventajas de las secadoras con bomba de calor

Estas secadoras son consideradas la gama más alta de producto en cada una de las marcas que hemos mencionado, debido a ello suelen incluir las más avanzadas funciones y sistemas para el secado. Éstas son algunas de ellas:

  • Duración del secado: Encontramos el ejemplo de AEG, que incluye la función TimeShaver, y Bosch con varioPerfect, en ambas ahorraremos tiempo a la vez que ahorramos energía (entorno a un 20 – 30%), acortando la duración de los programas.
  • Dotadas de pantallas digitales (TFT-LCD) con información del tiempo y los programas seleccionados, así como el poder programar la hora de inicio.
  • Esta gama también se beneficia de mejores resultados a nivel sonoro, entre 62 a 65 dB.
  • Otra ventaja es también la posibilidad de evacuar el agua con un tubo al desagüe,  evitando tener que vaciar el deposito cada cierto tiempo, es mucho más comodo. Debemos decir que esta utilidad también existe en algunos modelos sin bomba de calor.
  • Cesto para el calzado deportivo y la ropa delicada, con un programa especial para éllo.
  • También debemos saber que muchas de estas secadoras de bomba de calor, secan nuestra ropa a menos grados que el resto, por lo que el desgaste que se produce en nuestra colada es menor.
  • Otro detalle a tener en cuenta a la hora de elegir y comparar estas secadoras, es su condensador, en casi todas las de gama alta, es autolimpiante, y nos quita la preocupación y tarea de tener que limpiarlo cada cierto tiempo. En Bosch, como ejemplo, se utiliza la propia agua que se ha recogido durante el secado, para ir limpiándolo, hasta en cuatro ocasiones,  durante el programa que hallamos elegido.
  • Motores inverter: Si algo que ya hemos visto en otros electrodomésticos, ha sido integrado en las nuevas secadoras con bomba de calor, durán más y producen menos decibelios, existen marcas que los garantizan hasta 10 años

Conclusión

En fin, que si estamos pensando en adquirir una secadora nueva y no sabemos si seguir con los modelos tradicionales o pasarnos a las bombas de calor, aquí tenemos el cálculo de rendimientos de ambas con su ahorro a largo plazo. Pero no sólo es ahorro energético, debes tener en cuenta que además incluyen un amplio número de funciones y sistemas que son un claro valor añadido. Échale un vistazo los productos que tenemos en nuestra tienda para esta gama y, si te surge alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. Te ofrecemos el mejor asesoramiento del mercado.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.